Ingresar
"Hoy es muy difícil que un jugador quiera irse de Racing"
  • 500
    Me gusta
  • 24
    Comentarios
  • 8254
    Vistas
08/01/2016 - 13:25


Franciso Cerro para Goal.com por Ezequiel Scher

 

Pocos días se recuerdan más emotivos que el 30 de octubre de 1983. En Argentina, después de siete años de la más sangrienta dictadura, volvió la democracia. Raúl Alfonsín, representando a la fórmula de la UCR, sacó el 51% de los votos y se convirtió en el nuevo presidente. La sexta fórmula que más votos obtuvo fue la del Partido Demócrata Cristiano, que llegó al 0,31%. Su candidato fue Francisco Cerro. La juventud de hoy pensará que es una cargada de Wikipedia y reirá pensando en la ocurrencia del que puso al mediocampista central de Racing como excandidato a presidente, pero la verdad es a medias: es que aquel Cerro es el abuelo del futbolista. 

 

Que ahora, en la platea del Cilindro de Avellaneda, mientras se prepara para la pretemporada en Mar del Plata y mientras planifica cómo hacer para seguir el cuarto año de la carrera de Derecho con esto de jugar el torneo y la Copa Libertadores, charla, como dicen todos sus compañeros, de lo que sea.

 

-¿Cómo es eso de que tu abuelo fue candidato a presidente?

-Mi abuelo fue candidato a presidente y se presentó a las elecciones en 1983, cuando ganó Alfosín y volvió la democracia. En realidad, primero, fue el fundador del Partido Demócrata Cristiano. Además, fundó la Universidad Católica de Santiago del Estero.
 

-¿Y a vos te interesa la política?

-No, me empezó a interesar los últimos dos años. Te diría que soy medio ignorante. Pero creo que en los últimos años, por todo lo que fue éste gobierno, se discute más en la calle de política.
 

-¿A los jugadores les interesa?

-Poco y nada.
 

-¿Por qué?

-Porque estamos medio aparte de lo que sucede en la política. Más que por la educación, creo que tiene que ver con que los números que se manejan en el fútbol hacen que uno no sienta las crisis.
 

-¿Cuánto suma en el fútbol haber estudiado y tener más en la cabeza que solo el fútbol?

-El año pasado di una charla en la Fundación El Futbolista, en la UAI, y mientras hablaba me di cuenta de una conclusión. En mi caso, y en otros casos seguro también, el fútbol y el estudio se retroalimentan entre sí. El estudio me dio concentración y el fútbol me dio el hecho de nunca darme por vencido, de que todo al final tiene un éxito. En el estudio uno siente eso de que nunca va a llegar a estudiar lo que tiene que estudiar y el fútbol me enseñó a machacar y darle para adelante. El estudio me dio la concentración máxima, poder estar atento casi los noventa minutos y poder tomar decisiones rápidas. 
 

-¿Leés?

-Todos los días. Los libros y la música son mi cable a tierra.
 

-¿Y qué es lo último que leíste?

-A veces leo hasta dos o tres a la vez. Hace poco, estuve con la novela Cometas en el cielo de Khaled Hosseini. También estaba con cosas de Borges y de Félix Luna. Era reacio a las biografías, pero encontré algo interesante de San Martín. Y recomiendo muchísimo la biografía de André Agassi.
 

-¿Qué te gustó?

-Primero, la forma de la redacción. El libro explica que tuvo entrevistas con el periodista Moehringer, que ganó el premio pullizter. La forma de redacción es atrapante y después todas las vivencias de alguien que está en el tenis. El libro justamente arranca diciendo que odia el tenis. Sirve para deportistas, sean o no sean tenistas.
 

-¿Te resulta raro o les resultás raro a tus compañeros por leer?

-Nunca me lo hicieron sentir. Hay muy poco porcentaje de futbolistas que estudian, pero nunca me marginaron por eso. Todo se debió a la clase de personas con las que me tocó convivir.
 

-Hablando de personas a convivir, da la sensación de que este grupo de Racing ha logrado construir una gran pertenencia, ¿qué significa pertenecer?

-Es una pregunta compleja porque a mí la pertenencia me involucra muchas cosas. Lo más importante es que está ligado al sentimiento y a la pasión que uno siente por algo. Que en este caso es Racing. Ese sentimiento que uno tiene por un club yo lo asocio al sentimiento por una persona.
 

-¿Cuánto vale eso en un equipo?

-Es lo más difícil de conseguir en el fútbol. Por eso hay que valorar el momento de Racing. A partir de la llegada de Milito y ahora con la vuelta de Licha. Ese sentimiento que tienen por el club se palpa día a día. Diego siempre aclara que no lo sintió en ningún otro lado en el mundo. Se sienten tan identificados por estos colores que a nosotros nos compromete siempre aún más.
 

-¿Qué te dio Racing en la vida?

-Ya van a ser dos años que estoy acá y todo fue intenso y muy exitoso. Yo pude crecer como jugador, pero sobre todo como persona. Es muy difícil no sentir algo por Racing. Hasta mi hermano me confesó que se volvió hincha de Racing.
 

-¿Los jugadores se dan cuenta de la importancia de eso?

-Lo valora como uno valora las cosas difíciles de conseguir. Uno, en general, se da cuenta de las cosas que tiene cuando las pierde. La pertenencia es diferente porque es el presente.
 

-¿Por qué quedarse en Racing?

-Se están dando cosas difíciles de conseguir en el fútbol: éste un grupo exitoso y ganador, del que la gente se siente muy identificado y por eso Licha López dice que el club hoy es diferente. Hoy es muy difícil que un jugador quiera irse de Racing. Hasta lo institucional ha cambiado y son cosas que uno lo ve. A veces, cuando estás cómodo y tranquilo te sorprendés porque el fútbol justamente tiene que ver con lo inesperado y con la intranquilidad. Ahora yo me quiero quedar, pero porque ahora es a la inversa, antes capaz uno no sabía cómo hacer para irse de este club.
 

-Tenés 27 años. Jugaste en Quilmes, en Vélez y en Racing. Nunca fuiste a Europa, ¿no te enloquece esa idea?

-Enloquecerme nunca. He tenido ofertas que en su momento me convencían, pero simplemente no fueron aceptadas por los clubes donde estaba. Si bien la ilusión de uno es jugar en Europa por todo lo que significa, sobre todo en lo económico, pero en lo personal no me vuela la cabeza. Estoy muy feliz con pertenecer a este grupo porque pasan los años y los torneos y nunca nos relajamos.
 

-¿Cómo se hace para convencer a los más pibes de la importancia de pertenecer por sobre las tentaciones habituales con las que se cruzan?

Es difícil porque hoy los pibes logran antes, lo que a nosotros nos costó el doble. Hoy la mayoría ya lo consiguió: el par de botines, el teléfono celular o la ropa. Son de las cosas menos importantes y de las que menos debieran importar en la vida, pero la mayoría vienen contaminados. Traen un camino allanado y muy fácil. Me parece que tiene que ver mucho con las redes sociales. A veces uno lo entiende porque es difícil no subirse a esa nube. Por eso es tan importante la educación en casa. De que valoren las cosas y de que nada es fácil en este mundo del fútbol. Y cómo dice Milito hay que machacar y machacar y machacar porque enseñar se puede volver frustrante quizás pero es nuestra obligación.
 

-Dijiste nube, ¿cómo se maneja esa nube?

-Pasa que a veces no son conscientes. Por eso a veces se vaticinan cosas sobre pibes que uno ve jugando con mucho talento y en realidad no es así. Porque el talento justamente cada vez vale menos en el futbolista. Vale más la educación, el profesionalismo y el compromiso. Porque el talento en Argentina siempre va a estar. Pero está claro que hace falta más que jugar bien al fútbol para poder triunfar. 

NOTICIAS RELACIONADAS
COMUNIDAD COMENTARIOS
Enviar respuesta
Cancelar
24 Comentarios
NOTICIAS RELACIONADAS