Ingresar
La cantera de Racing es un negocio que rinde, pero que no se disfruta
  • 219
    Me gusta
  • 58
    Comentarios
  • 9226
    Vistas
15/02/2017 - 12:00
La cantera de Racing es un negocio que rinde, pero que no se disfruta

En los últimos 10 años promovió a 27 juveniles y vendió por 65.360.000 dólares, aunque sólo Centurión y Cabral fueron campeones; de Moralez y Vietto, a Roger y Lautaro Martínez, las últimas referencias.

 

Racing se acostumbró, sobre todo en los últimos años, a promover jugadores de sus divisiones inferiores. Desde aquella camada campeona del mundo Sub 20 en Canadá con Maxi Moralez, Claudio Yacob, Sergio Romero y Matías Sánchez a este festejo agónico en celeste y blanco de Lautaro Martínez y Brian Mansilla en Quito, fueron 27 los futbolistas surgidos de la cantera de la Academia que le reportaron al club más ganancias en billetes que alegrías en el campo de juego. Es que sólo dos de ellos dieron una vuelta olímpica: Ricardo Centurión y Yonathan Cabral, pero entre todos reportaron un ingreso por ventas de 65.360.000 dólares.

 

Pensar que hoy todos los jóvenes que van a probarse al predio Tita Mattiussi quieren ser Milito, el chico que comenzó desde infantiles y llegó a jugar una final de Champions League. Pero Diego, que ahora es un ejemplo, fue rechazado dos veces en las inferiores de Racing. Eran otros tiempos, de crisis, en los que desde el club hasta resolvieron matar un gallo para darles de comer a los chicos, entre los que estaban Bizzarri, Estévez, Bastía, Arano y Milito. No tenían un predio propio para entrenar, debían hacerlo en el Círculo de la Policía en. Núñez, en la UOM. Las inferiores querían viajar para jugar un torneo en Cipolletti y, para juntar dinero, hasta le vendieron una rifa al presidente de ese entonces, Juan De Stéfano. Hoy la situación es distinta. Y no se debe a una persona en particular, más allá de los buenos trabajos de Fabio Radaelli -principalmente- y de Juan Barbas en la cantera y de Luis Zubeldía cuando dirigió a la primera en la temporada 2012/2013. Los coordinadores y los DT fueron cambiando, no hubo estabilidad en ese sentido. Pero sí hubo, desde el gerenciamiento, un mayor orden y una línea de base social. Hoy el predio Tita sustenta el crecimiento de chicos que viven en la pensión, que tienen un seguimiento con el estudio, la nutrición y hasta el apoyo psicológico. Ricardo Centurión (hoy en Boca), que arrancó en Racing desde la pre-novena, fue uno de los que disfrutó de eso.

 

Del presente, de los chicos que estuvieron con Úbeda en el Sudamericano Sub 20, Lautaro Martínez y Brian Mansilla, un goleador de apariciones clave y un zurdo encarador que desequilibra en velocidad. Quizás por eso (y porque ya fueron tanteados desde Europa), sumando ambas cláusulas de rescisión con la entidad de Avellaneda dan 16 millones de euros. Lautaro, además, no sólo tiene condiciones como N° 9, también es muy profesional: escucha a los DT, acepta jugar en otras posiciones (Zielinski lo ubicó algunas veces como volante por la derecha) y hasta trata de copiar movimientos de la NBA para aparecer libre en el campo.

 

Casos de ayer y hoy. Son los extremos de unas inferiores de la Academia que tuvieron dos camadas muy destacadas: la 87 y la 93. Varios tuvieron su pase a Europa, su convocatoria al seleccionado juvenil o a la mayor, pero sobre todo adquirieron un lugar de privilegio en el fútbol: jugando con los sistemas y las tácticas, se podría armar el siguiente equipo -dentro de un envase 3-2-2-3- con lo que promovió Racing en los últimos diez años: Sergio Romero; José Luis Gómez, Gabriel Mercado y Gustavo Cabral; Franco Zuculini y Claudio Yacob; Centurión y Maxi Moralez; Roger Martínez, Luciano Vietto y Valentín Viola.

 

Pero no son los únicos: también tuvieron su proyección Rodrigo De Paul, Bruno Zuculini, Matías Sánchez, Luis Fariña, José Luis Fernández, José Shaffer, Esteban Saveljich, y Gonzalo García.

 

Y en la actualidad, además de Lautaro Martínez, Mansilla y Matías Zaracho, Racing cuenta con Federico Vietto (se lesionó y por eso no pudo ir al Sudamericano), Juan Musso (el arquero que había sido impulsado por Saja para ser titular tras su salida), Mariano Bareiro (está a préstamo en Defensa y Justicia), Yonathan Cabral (cedido a Olimpo) y Carlos Valenzuela (a préstamo en Chicago).

 

Lo curioso es que, en los últimos diez años, muchos le garantizaron a Racing el ingreso de divisas pero los hinchas apenas pudieron disfrutarlos un puñado de partidos. De todos los mencionados, como se ve en el gráfico, sólo Claudio Yacob y Bruno Zuculini llegaron a los 100 partidos con la camiseta de Racing. El caso más curioso fue el de Chiquito Romero, que apenas atajó cuatro cotejos antes de irse a AZ Alkmaar, de Holanda, y emigró por 1.500.000 dólares. Y situaciones en donde la Academia casi no sumó: por negligencia o malas comunicaciones, perdió a Yacob sin recibir un peso. Y el volante que fue el capitán en la promoción ganada a Belgrano en 2008, emigró a Inglaterra para jugar en West Bromwich por la puerta de atrás. Sin embargo, vale destacar que para chicos como Mercado, Shaffer, Yacob, Sánchez y Moralez mantener a Racing en primera fue como levantar un título.

 

Las apariciones en 2017 de Martínez, Mansilla y Zaracho tratarán de meterle presión a un Cocca que, en su etapa anterior, se le marcó como uno de los pocos puntos negativos la poca proyección de juveniles. Como contrapartida, hubo un buen aporte de Diego Simeone pero el DT que más promocionó y educó tácticamente a juveniles fue Luis Zubeldía. No fue casualidad que poco antes de irse, en junio de 2013 y tras perder con Quilmes 1-0, dijo: "Hice un mini balance. Si sigo o no lo evaluarán los dirigentes. Lo único importante es que Racing siga creciendo. Sé que dejo un plantel de 30 millones de dólares". Más allá de que la frase no le gustó en su momento a la mayoría de los dirigentes, si se toman en cuenta las ventas posteriores de Centurión (US$ 5.000.000), De Paul (6.000.000), Fariña (4.600.000), Vietto (7.500.000) y Viola (5.000.000), la Academia sumó 28.100.000 dólares. Tan lejos no había estado Zubeldía en el cálculo. La última gran venta fue la de Roger Martínez (si bien llegó de grande) a China, por US$ 8.900.000.

 

El desafío será ahora que Racing pueda disfrutar de los recién llegados Lautaro Martínez, Mansilla y Zaracho antes de que emigren ante ofertas mejores.

 

Por Christian Leblebidjian para La Nación

 

 

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS
COMUNIDAD COMENTARIOS
Enviar respuesta
Cancelar
58 Comentarios
NOTICIAS RELACIONADAS