Ingresar
EMOCIONANTE. El relato que conmovió a todos los hinchas de Racing
  • 3
    Me gusta
  • 65
    Comentarios
  • 19560
    Vistas
22/09/2017 - 20:09
EMOCIONANTE. El relato que conmovió a todos los hinchas de Racing

Un hincha de La Academia vivió una particular situación en el partido del miércoles ante Corinthians. Su relato de lo sucedido emociono a todos.

 

"Voy a contarles una situación muy particular que nos pasó a mis amigos y a mi el miércoles en el cilindro. Lo voy a contar desde mi sentir. Va a ser largo pero va a valer la pena" avisó Danilo Sánchez Vassallo, a través de un post en facebook, antes de comenzar su historia.

 

"Llegamos a Avellaneda, tomamos algo y entramos a nuestra querida puerta 6 como hace tanto años. Faltando unos 15' para el arranque del partido, llegan dos flacos. Uno pendejo de unos 20 y otro más grande de unos 35. Este último, queda al lado mío y compartimos pegados todo el partido. Arrancó y el más grande no emitía palabras, se colgaba mirando fijo siempre a un sector de la cancha, no movía ni las manos ni la cabeza ni nada. Para mi, estaba re durazno. Algo corriente en las tribunas. Nosotros nos reíamos de su estado y jodíamos por "la dureza" que tenía. Cada tanto, cantaba algún tema, y volvía a su estado. En el ET el loco reacciona, habla un poco con su amigo, ya no miraba fijo solo un sector. 

 

Arranca el 2do tiempo, pasaban los minutos y el loco volvió a su mundo. Miraba fijo un sector de la cancha, giraba y miraba otro sector y así. Pero cantaba y saltaba como cualquiera. Transcurrían los minutos, avalancha para acá, avalancha para allá y el tipo normal. Racing atacaba y él se tensionaba y se ponía nervioso como cualquiera de la tribuna. Se levanta la gente, una nueva avalancha y sentimos que algo se cae. Este tipo, baja su cabeza y enfoca su mirada en el escalón de la tribuna. Ahí le pregunto, - ¿se te cayó algo?. Me contesta, - Si. 

 

Cuando me agacho y veo lo que se le había caído, me estremecí, me sentí un salame y me emocioné muchísimo. Se le había caído el bastón blanco (que era negro) que tenía guardado en su campera.. El flaco era ciego! No estaba duro. ERA CIEGO. Instantáneamente, me sentí un imbécil por reírme, sin saber, claro, de una persona ciega. Y, a la vez, me generó una emoción y un sentimiento indescriptible.

 

Me refiero a que el tipo no lo fue a ver, el tipo fue a SENTIR a su amigo Racing. Fue a llenarse el corazón y el alma con Racing, fue a desmotrarle su amor a Racing sin verlo. Y, un poco, el tipo sentía a través de mis emociones, de mis reacciones. Esto trasciende cualquier color de camiseta. Está claro.
Por eso, basta del versito que suelo leer con que el fútbol es solo un deporte. El fútbol da vida loco. El fútbol descubre sentimientos. Las pasiones no se ven, LAS PASIONES SE SIENTEN. Y, como siempre digo, pobre del que vive sin pasión.

 

PD: Siguió el partido, se me cayeron algunas lágrimas de emoción y tomé mis recaudos por su condición. Terminó el partido. Racing pasó de ronda. Nos abrazamos con él, con mi hermano, con mis amigos. Antes de irme lo volví a abrazar y le dije, "GRACIAS". Él entendió todo"

 

NOTICIAS RELACIONADAS
COMUNIDAD COMENTARIOS
Enviar respuesta
Cancelar
65 Comentarios
NOTICIAS RELACIONADAS